Instalación de un nuevo motor, paso a paso

Remotorización paso a paso

1 – El punto de partida es este Yanmar 4JH-TE de 55 CV instalado en 1986. El tacómetro marca cerca de 6.000 horas, más de lo habitual para la edad del velero. La razón en que el barco se destinó al chárter en sus primeros años. Un funcionamiento muy errático de la reductora, el recalcitrante humo blanco en el escape, una carcasa de refrigeración en sus últimos estadios de operatividad y una grieta en la fundición de la campana eran los problemas más ostensibles de este motor.

La decisión de remotorizar se tomó cuando el Yanmar rindió el alma en la bocana el puerto tras un ruido desgarrador en sus entrañas. Ni nos planteamos invertir una hora ni un euro en su reparación (el mecánico nos confirmó que estaba clavado). Arreglarlo, en el sentido amplio de la palabra, requería más dinero que remotorizar.

motor marino Yanmar averiado

2  – Tras valorar distintas posibilidades, nos decantamos por el Solé Diesel Mini 62 de 59 CV. Una cuestión que valoramos es que el Mini 62 es un motor con un régimen de giro bajo, 3.000 rpm. La mayoría de motores marinos modernos –derivados de la automoción- obtienen sus cifras óptimas de potencia/consumo muy arriba en su curva, incluso echando mano del turbo.

Navegando en motora no hay inconveniente en mantener el motor en un régimen alto de giro. Ha sido diseñado para ello y solo a esas altas revoluciones el motor obtiene su mejor rendimiento. Pero navegando con muy poco viento, en crucero, se suele combinar la vela con el motor a 1.200/1.500 rpm para darle un poco de alegría a la corredera. Al utilizar una hélice Brunton’s de paso auto-ajustable, este tipo de navegación permite medias muy altas, pues la hélice cierra el paso y empuja mucho al verse apoyada por las velas. Este es un motor que entregando buena parte de su potencia a un régimen bajo de vueltas se adapta muy bien a este tipo de navegación.

Instalaciones fábrica motores marinos solé diesel

3 – El motor lo fuimos a buscar con un remolque de motos a la fábrica Solé Diesel en Martorell, a unos 40 km. del puerto de Barcelona. Este es un sistema de transporte que utilizan varios mecánicos náuticos y que simplifica la operativa en los varaderos, ya que el remolque puede posicionarse con facilidad bajo la grúa, sin necesidad de un toro para sacar el motor de la furgoneta y moverlo por la explanada.

motor marino sobre remolque de moto

4 –  El Jeanneau Sun Kiss lleva un suelo desmontable de la bañera con acceso directo al motor. Un agradecido ‘must’ en intervenciones de cierta envergadura y sobretodo a la hora de  las reparaciones o cambios de motor del barco.
Previamente desacoplamos todos los cables, tornillos y conductos del viejo Yanmar, una tarea que lleva poco menos de media jornada de trabajo.

desmontando con la grua el motor marino averiado Yanmar

5 – Con el bloque del Yanmar en el suelo, el mecánico empieza a trincar las cinchas en el Mini 62 para izarlo a bordo.
Desmontar/montar los motores aprovechando el mismo servicio de grúa optimiza la inversión, pero limita en el tiempo las posibilidades de adecentar la sala de máquinas con una nueva mano de pintura o con una renovación de las insonorización. Hay que tomar una decisión en este aspecto.

transporte_motor_marino_remolque

6 – El nuevo motor se va encarando a las bancadas a los pocos minutos de haber sacado el antiguo. Si se sustituye el eje, es imperativo hacer esta sencilla operación con el motor desmontado. Un olvido supone volver a sacar el motor o tener que desmontar el timón.

En este caso, el eje antiguo presentaba numerosas ‘picadas’ de electrólisis. Más que un problema estructural, estas picadas impedían instalar una bocina seca, operación que interesaba compaginar con la remotorización.

Acabada la operación, el Yanmar sube al remolque, donde lo fijamos en el mismo palé donde venía el Mini 62. Recordemos que en Solé Diesel nos hicieron unos soportes del motor con idénticas medidas que el Yanmar para facilitar la remotorización.

grua_motor_marino_descarga

7 – Este paso es crucial. Con el motor todavía suelto sobre las bancadas, se trata de ajustar al milímetro la alineación, altura e inclinación del bloque con respecto al eje. Los silent-blocks llevan unos espárragos con doble tornillo que permiten el ajuste fino de cada uno de los cuatro soportes del motor.

Para mantener el eje inmóvil y centrado con la bocina durante la operación, el mecánico ha torneado y luego abierto en dos un cilindro de teflón que coloca en el eje a modo de bocina provisional.

ajuste_alineado_motor_marino

8 – El centrado termina con el ajuste perfecto del terminal del eje y la platina de la reductora. El mecánico va haciendo girar ambas platinas para comprobar tanto el perfecto alineado horizontal como el vertical del bloque motor respecto el eje. Es importante no unir las platinas con tornillos durante esta operación, pues podrían falsear las medidas

terminal_eje_barco

9 – Con el motor alineado, no antes, es el momento de fijar los silent-bloks a las bancadas mediante sus tirafondos.

fijar_silent_blocks

10 – Una vez los silent-blocks firmemente atornillados, se repasa de nuevo el perfecto alineado del motor con las galgas de precisión. Si fijando el bloque a las bancadas ha habido algún pequeño  movimiento, es el momento de ajustarlo de nuevo.

alineado del motor marino

11 – El motor ya está alineado y fijo. Ahora se retira el eje hacia popa para poder instalar la bocina. Hemos optado por una bocina seca Cal Seche PSS.

eje_bocina_barco

12 – Con la bocina ajustada, es el momento de atornillar el eje a su terminal y luego el terminal a la pletina del motor. El nuevo Solé Diesel Mini 62 ya está instalado en sus bancadas. Solo falta conectar los periféricos.

eje_pletina_motor_barco

13 – Al filtro del agua de refrigeración y al decantador de gasoil les encontramos una nueva ubicación a popa del motor, atornillados a un soporte hecho con perfil de aluminio doblado. Ambos filtros quedan accesibles para sus inspecciones visuales y de mantenimiento desde las trampillas laterales del motor.

filtro_agua_barco

14 – Aprovechamos la remotorización para renovar todo el circuito de combustible (alimentación y retorno) con manguera armada específica para gasoil. También instalamos una nueva llave de paso.

circuito_combustible_marino

15 – El circuito de agua de refrigeración mantiene el pasacascos y la válvula de paso antiguas (renovadas recientemente), pero se instalan y ajustan nuevas mangueras de aspiración de agua.

cirtuito_agua_refrigeracion_barco

16 – El purgador del circuito del agua de refrigeración cambia de lado siguiendo la ubicación en el motor de los circuitos de refrigeración del Yanmar (a babor) y del Solé Diesel (a estribor). Este purgador ha de evitar que el agua salada del circuito refrigeración retorne al bloque, por efecto sifón, al parar el motor.

purgador_barco

17 – El escape queda instalado con su colector principal. Se han renovado todas las mangueras de escape húmedo, tanto por la edad de las antiguas como por ser de distinto diámetro. Para conservar la salida del escape instalamos un reductor de diámetro en el tramo final de la manguera de escape.

colector_escape_barco

18 – Otra pieza que renovamos es el viejo mando morse, un modelo de Teleflex con muchos años a sus espaldas y algunas disfunciones en su manejo.  Lo sustituimos por un modelo más moderno –también de Teleflex- que se adapta a los anclajes antiguos.

mando_morse_barco

19 – Antes de poner la tapa embellecedora del mando aplicamos un poco de Sikaflex en el contorno del soporte del morse. la foto está hecha antes de darle un repaso al sellador con el dedo humedecido en agua jabonosa.

mando_morse_motor_marino

20 – Una vez el motor instalado y verificado por el servicio oficial Solé Diesel Talleres Antonio Ochavo, nos hacemos cargo del fleco final de instalar el cuadro eléctrico. La operación no requiere más técnica que colocar el cuadro en su lugar, guiar y fijar el cable que sale del motor hasta el cuadro y conectarlo todo mediante un único enchufe estanco.

En la operación conservamos el aforador de nivel de combustible y el cuentahoras antiguos. Un truquillo de ‘amateur’ para memorizar y rehacer conexiones es fotografiarlas. Con una simple impresión en papel es mucho más fácil recordar luego la ubicación de cada cable.

cuadro_electrico_motor_barco

21 – Al ser menor el cuadro de instrumentos del Solé Diesel que el hueco que dejaba el tablero del Yanmar, el nuevo panel lo atornillamos sobre una base de metacrilato blanco cortado a medida que, a su vez, atornillamos en todo el hueco previsto en el barco para los instrumentos del motor.

Aprovechamos para renovar la tapa del cuadro con una nueva de metacrilato transparente. La anterior era ahumada y además estaba opaca y quemada por el sol, impidiendo ver lo relojes sin levantarla.

cuadro_instrumentos_motor_barco

La tapa lleva un recorte (esquina inferior izquierda de la foto) para sortear la rueda del timón al levantarla. Allí habilitamos un pestillo de cierre de metacrilato en sustitución del antiguo e incómodo cierre con clip central.

Como último detalle, en casa hacemos correr el cuentahoras dándole 12 v. de tensión mediante un transformador. El punto de partida del nuevo Solé Diesel Mini 62 no es el cero en el marcador, sino 6.000 horas. Esperemos que tenga una larga y tranquila vida.

 

Autor: Enric Roselló – Marabierto
Artículo publicado originariamente en la revista RANC

 

Enlaces recomendados

– Cuándo remotorizar un barco

– Seleccionar el nuevo motor y marca

 

This post is also available in: Inglés

4 Comments
  1. como puedo localizar el haz tubular de un refrigerador para un motor Sole diesel base Seat Mini 50?? al parecer lo han dejado de fabricar y el resto del enfriador está bueno (depósito, tapas, etc…) solo necesitaría cambiar el conjunto de tubos por donde pasa el agua (referencia 161.11.004).
    por favor indiquenme que puedo hacer.
    gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *