Como elegir el mejor motor para un barco de regatas

Autor: Mónica Lorenzo

Muchos barcos tienen una doble vida: Durante el verano son un acogedor apartamento y medio de transporte para uso y disfrute de toda la familia, pero los fines de semana de invierno tienen un emocionante compromiso, que es ayudar al armador a conseguir los mejores resultados en las regatas, tanto las regatas sociales de club como las de altura.

Como, por ejemplo, estos barcos que participaron en el Campeonato de Cataluña de Cruceros de 2015 del Club Nàutico de Vilanova.

En ocasiones estos barcos necesitan cambiar su motor. La remotorización de este velero es una muy buena oportunidad para optimizar el barco y poderle sacar más partido. La mayoría de los veleros que se remotorizan hoy en día son originarios de los 70, 80 y 90’s. En esos años la tendencia era motorizar las embarcaciones muy por debajo del motor que realmente necesitaban para asegurar su rendimiento. Hoy en día podemos encontrar en el mercado más potencia en pesos y tamaños más compactos.

Consejos para elegir un nuevo motor para un barco de regatas (crucero-regata)

El diseño del barco

Lo primero que debemos tener en cuenta para seleccionar el nuevo motor del velero es la eslora de flotación (la medida de la parte sumergida del casco) y el desplazamiento (peso, no confundir con TRB que es la unidad de volumen). A más eslora o más peso necesitaremos más CV (potencia) en el motor. Debemos considerar la diferencia de pesos entre invierno y verano (o entre uso de regata y uso de crucero) y optar siempre por una potencia que nos permita maniobrabilidad, potencia y control en la época en la que el barco va más cargado.

barco-crucero-regata-club-escert-motor

El motor para un barco de regatas (crucero-regata)

Lo principal es que el motor para el barco de regatas se adapte a la bancada, es decir, debemos buscar fabricantes de motores marinos que dispongan de kits de adaptación a la bancada o tengan la posibilidad de diseñarlos. De ese modo, además de reducir en un 80% los costes de instalación del motor, mantenemos las líneas y proporciones originales del barco.

El nuevo motor es muy probable que nos aporte mayor potencia con menos peso (los nuevos diseños de motores marinos son más ligeros), o que con el mismo peso que el original consigamos más potencia. ¿Vale la pena sacrificar potencia por poner un motor más ligero? Lo primero es que modificaremos la línea de flotación original de la embarcación y debemos analizar cómo afecta eso a las polares del barco. Además, como hemos comentando, en algunas ocasiones el barco irá más cargado de agua, combustible, comida… Por lo que el nuevo motor debe ser capaz de dar respuesta ante cualquier situación meteorológica o maniobra complicada en puerto. Y en regata ha de poder tirar de la fuerza de una vela cargando, por si necesitamos esa punta de potencia en una emergencia.

Un motor de muy fácil mantenimiento nos asegura más horas de navegación y menos inversión en el mecánico. Debemos optar por motores sencillos de reparar, con poca electrónica y que tengan fácil acceso a los componentes más importantes (rodete de la bomba de agua, filtro de aceite, correa…)
Y que el fabricante disponga de una red muy amplia de servicios técnicos, sobretodo en la zona de navegación. Además, que los recambios lleguen en muy poco tiempo. Para evitar perderse la regata por un problema de mantenimiento menor del motor.
Buscar también proveedores que nos puedan proporcionar todos los elementos necesarios para realizar la instalación completa del motor marino como las mangueras de combustible, las mangueras de escape, los cables de mando… De ese modo, además de mantener el mismo nivel de calidad en el conjunto del motor del barco, nos aseguramos que tendremos recambios y accesorios en cualquier momento y lugar. Todo será más fácil y conseguiremos mejor precio en la instalación y remotorización.

Si fundamentalmente vamos a navegar a vela, la mayor parte del tiempo que usemos el motor va a ser a bajas o medias cargas, por lo que si optamos por un motor sin turbo podemos encontrarnos con menos problemas funcionales y menos averías. A pesar que hay motores como el Mini-55 que están especialmente diseñados para veleros que consiguen reducir el tamaño y proporcionar más potencia precisamente gracias al turbo marino.

Además, probablemente nuestro motor se pase muchas horas parado, pero cuando lo necesitemos ha de reaccionar rápidamente. Por eso debemos optar por motores con la mínima electrónica posible.

Si elegimos un motor con número par de cilindros, será más estable. Y si es un motor de bajas vibraciones castiga menos el casco y la jarcia.
Con este objetivo de reducir las vibraciones es importante invertir en buenos silenblocks, preferiblemente de acero y caucho sintético, ya que es mejor que el natural por las capacidades de absorción de las frecuencias de vibraciones.

Como nuestras necesidades son muy concretas, debemos elegir el fabricante de motores marinos que sea capaz de personalizar el motor del barco durante el proceso de fabricación y marinización. Que pueda dar respuesta a nuestras peculiaridades y se adapte, manteniendo el presupuesto ajustado. Al contrario de aquellos fabricantes que hacen series.

motor-barco-regata-crucero

Línea de propulsión

Si tenemos el barco con Saildrive nos puede representar una transmisión más pesada. Podemos plantearnos la posibilidad de hacer el cambio a transmisión por eje.
En el caso que usemos ejes, los nuevos ejes de acero AISIC329 es un acero mucho mucho más reforzado, lo que permite reducir el diámetro del eje, obteniendo el mismo rendimiento. Menos peso.
La estanqueidad del eje es recomendable hacerla con bocina seca tipo Volvo que no necesita ajustes. Te evita tener que substituir y ajustar los anillos
Optar por hélices plegables que además, debemos llevar siempre lo más limpia posible, como el casco.

motor-barco-crucero-regata-club

Potencia eléctrica

Queremos un motor que sea ligero y muy fácil de mantener. Por lo que si optamos por elegir el alternador que nos venga de serie, dispondremos de la potencia eléctrica necesaria para cargar las baterías del barco y disponer de electricidad que mantenga la electrónica funcionando durante toda la regata.

Si decidiéramos instalar un generador más grande, le daríamos mas carga de trabajo al motor, reduciríamos su eficiencia y al incrementar el consumo, sería necesario embarcar más gasoil.

 

Podemos plantearnos incorporar el conversor analógico-digital NMA2000 para poder disponer de toda la información del motor en la pantalla multifunción.

motor-barco-regata-crucero-elegir

 

Quizás te interese

Como evitar averías en el motor del barco
Como hacer yo mismo el mantenimiento básico del motor
Cómo pintar una hélice
Cuando remotorizar (cambiar el motor) un barco

Puedes ver el catálogo completo de recambios y accesorios para el motor marino en nuestra web.

This post is also available in: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *