Consejos de uso y conservación del turbo del motor

El turbo compresor del motor es una pieza resistente y de fácil mantenimiento.

Siguiendo una serie de cuidados podremos disfrutar de el muchos años e impediremos que se estropeen otras piezas relacionadas del bloque motor.

Arrancada

Debemos evitar darle acelerones al motor del barco recién arrancado y en frío, porque aún no está bien lubricado. Debemos darle tiempo al motor a que se vaya calendando y vaya lubricando todos sus componentes, de lo contrario podemos llegar a cristalizar el aceite marino.

Aumentar las revoluciones en vacío

Apagar el motor de tu barco de golpe tras una larga travesía o aumentar las revoluciones en vacío producen en el turbo un desgaste prematuro por una mala refrigeración y lubricación. Para que la turbina pueda bajar las revoluciones progresivamente y el proceso sea lo menos agresivo posible, hay que dejar el motor en ralentí como mínimo 30 segundos.

Carbonilla

Tan popular como desagradable. Durante una travesía, cuando ya tengamos el motor caliente y todas las piezas funcionando adecuadamente, es recomendable aumentar el régimen de revoluciones puntualmente con el objetivo de quemar esos residuos y mantener limpio el sistema de admisión y de escape.

Aceite

Usar el aceite marino adecuado, siguiendo las recomendaciones del fabricante alargará notablemente la vida del turbo compresor.
Debemos revisar el nivel, y realizar cambios periódicos, para asegurarse el estado óptimo.

Filtros de aire y aceite

En los motores marinos diesel el turbo, que normalmente tiene poco mantenimiento, se hace imprescindible limpiarle la caracola de admisión y revisar posibles fugas por presión de aire. Ya que aprovecha gases escape motor por admisión la caracola del turbo se ensucia y baja el rendimiento. No invertir en un buen filtro de aire es un error que nos llevará seguro a consecuencias mucho más costosas.
Detectaremos este problema porque le humo que sale del tubo de escape de nuestro barco cobra un color más negro.
Si lo substituimos nosotros mismos debemos fijarnos en que no entre ningún fragmento del material o restos de suciedad o carbonilla en el turbo.
Es conveniente limpiarlo cada 3 o 4 años o en su defecto cada 1000 horas.

Ante cualquier síntoma o duda, lo más recomendable es acudir a un taller marino autorizado para realizar una inspección correcta y adecuada.

turbocompresor-marino

Enlaces relacionados

– Qué es un turbo y para qué sirve
– Tipo de averías que puede tener un turbo
Identificación y peculiaridades de un turbo marino

– Peculiaridades de un turbo marino

This post is also available in: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *