Cómo sufragar los gastos de mantenimiento y remotorización del barco

Un armador utiliza su embarcación una media de 20 días al año, una cifra que está muy por debajo del 10% de explotación anual. Suponiendo que como mínimo hablamos de un barco de 9 metros de eslora cada doce meses la amortización de la embarcación rondaría los 3.000 euros, el precio del amarre oscilaría entre los 2.000 y 10.000 euros, la varada anual supondría unos 1.000 euros, las reparaciones otros 1.000 euros, el seguro no bajaría de los 800 y la revisión del motor serían unos 500 euros, siempre y cuando no tengamos que cambiar el motor del barco. Y es que la remotorización de la embarcación le supondría un coste de al menos 4.000 euros, razón suficiente para que cualquier armador se plantee un par de cuestiones:

¿Cómo rentabilizo mi embarcación?

Para afrontar los gastos de una motorización nueva la mejor opción sin duda es el alquiler de tu barco en charter. Si decides alquilar tu barco, durante el primer año de arrendamiento podrás cubrir los gastos de la remotorización e incluso algún otro gasto más.

¿Cuánto puedo ganar con el alquiler de barcos?

El beneficio que un armador obtiene de alquilar un barco depende de muchos factores como es el precio que se fije, el tamaño, el modelo, el estado de conservación de la embarcación y el puerto donde se encuentre. La zona donde ponemos en marcha nuestro alquiler de charter es decisiva: alquilar un barco en Ibiza o en Mallorca tendrá mucha más demanda que si lo hace en otras zonas con menos turismo. Otro factor relevante en la variación del beneficio del alquiler de charter es el precio. Si se ofrecen precios asequibles, tendremos muchos más clientes y los beneficios serán mayores. Lo más razonable sería que en un principio el armador aspire a unas 5/10 semanas por año ocupadas para, de esa forma, en un par de años, llegar a las 20 semanas por año, lo que supondría tener su embarcación activa por un total del 38% del periodo anual. A medida que su barco se haga más conocido y su clientela sea cada vez más fiel, sus beneficios crecerán.

Por lo tanto, sólo tienes que mirar los precios de alquiler de embarcaciones similares a la tuya y comenzar a hacer números para ver la oportunidad que estás dejando escapar si no rentabilizas tu barco.

Estado de conservación

Un barco se mantiene en mejor estado si regularmente se va limpiando, ventilando, usando los motores marinos, etc. Puedes pagar un servicio de mantenimiento del motor marino en el puerto que haga estos trabajos por ti o puedes alquilar tu barco y con ello ayudar a sufragar los gastos, ya sean los periódicos o grandes refits o remotorizaciones.

 

This post is also available in: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *