Como pintar una hélice

Como debemos pintar y mantener los metales de la obra viva de nuestro barco?

Los metales del casco en contacto con el agua salada, como la hélice, el eje, la toma de agua… requieren un cuidado especial.
Si no les realizamos en tratamiento y mantenimiento adecuado aproximadamente una vez al año, podemos encontrarnos con problemas a largo plazo, algunos irreversibles, como veremos más adelante.

Nuestros compañeros de Patricio Náutica, especializados en pintura de barcos, han compartido con nosotros un pequeño tutorial sobre cómo pintar la hélice de tu barco, paso a paso.

El primer paso es limpiar a fondo el eje y la hélice, de caracolillos y pinturas anteriores. Si es necesario pasaremos una lija fina para matizarlos (nunca una radial ni otros métodos más agresivos, ya que podemos descompensar tanto el eje como la hélice. Eliminaríamos parte del metal y perjudicaríamos el rendimiento).

Cuando estén bien limpios, procedemos a desengrasarlos con acetona (no con disolvente porque nos dejaría residuos grasientos).
Colocamos los ánodos de sacrificio y los tapamos con cinta para no pintar encima. Es muy importante no pintar el ánodo, ya que si lo cubrimos deja de desempeñar la función de solucionar la corrosión galvánica)

helice-propeller

Tras limpiarlos y secarlos bien aplicamos una capa de Primer (especial para metales) cubriendo bien todo el metal.
La marca nos recomendará el tiempo de secado óptimo.
Si no hemos realizado una limpieza a fondo, los residuos que nos quedan en la hélice, el eje o la toma de agua impedirán que se adhiera bien la imprimación y terminará saltando, dejando expuesto el metal a la intemperie.
Si los metales no están bien protegidos, facilitamos la adherencia de caracolillo y algas. Las consecuencias de esto van desde la bajada de revoluciones del motor marino (vamos mas lento y las tensiones no trabajan correctamente) hasta la rotura del motor por sobrecalentamiento. Si, por ejemplo, la toma de agua se obtura por las algas y caracolillos, al circuito de refrigeración del motor del barco, los grifos de fondo, no le entra agua y se termina quemando.

helice-imprimacion

El siguiente paso es aplicar una capa de Antifouling especial para metales. Que debemos dejar secar entre 6 y 8 horas mínimo.
Un pincel o paletina normal será más que suficiente para estas tareas, de dureza media.
Debemos cargar el pincel lo suficiente como para cubrir el metal sin que transparente y las pinceladas han de ser lo más homogéneas posibles, procurando hacer tramos similares con la misma carga de pincel. Intentando que sea en la misma dirección y preferiblemente desde el centro de la hélice hacia los extremos.
En principio no es necesario hacer un suave lijado entre capas.

helice-antifouling

Tras el tiempo de secado de la primera capa que recomienda la marca, le aplicaremos una segunda mano de antifouling que dejaremos mínimo otras 6 o 8 horas. Por supuesto siempre siguiendo las recomendaciones de aplicación y tiempo de secado de las diferentes marcas.

Retiramos las cintas de protección de los ánodos de sacrificio y ya podemos bajar el barco al agua.

propeller-antifouling

Qué te parecen los consejos de Patricio Náutica?
Has pintado tu la hélice de tu barco?
Que otros aspectos has tenido en cuenta?

Comparte tus experiencias con nosotros en Facebook o Twitter.
Puedes ver el catálogo completo de recambios y accesorios para el motor marino en nuestra web.

This post is also available in: Inglés

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *