Ahorro de combustible en una embarcación

Autor: David Medialdea

Factores que influyen en el consumo de combustible de un barco

Hábitos del patrón
Conjunto motor
Inversor-reductor y hélice
Mantenimiento

El ahorro de combustible comienza desde el inicio del proyecto de la construcción de un barco. Encontrar un buen compromiso de consumo vendrá determinado por la elección de distintas opciones que nos ofrece el mercado, desde el tipo de casco, pasando por el tipo de motor-inversor y acabando por el tipo de hélice. Los motores de gasolina por lo general consumen entre un 15 y 20% más que un motor diésel y la diferencia media del precio en el litro suele estar entorno a un 10% más, en la gasolina, estos datos ya nos hacen descartar el motor de gasolina y centrarnos en el motor diésel.

Hábitos del patrón

Un patrón experimentado tendrá responsabilidad sobre el consumo. Un barco en el agua puede ser movido con una mano, pero a medida que queremos incrementar la velocidad, la fuerza necesaria a aplicar se multiplicará de forma exponencial. La causa, es la resistencia al avance que se produce cuando la proa del barco tiene que “abrir” el agua, provocando una ola de proa, proporcional a la eslora y velocidad del barco, acabando en otra ola de popa que se genera al avanzar. Por lo tanto una velocidad inadecuada provocará un derroche de consumo de combustible. El patrón también deberá tener conocimiento sobre las características del motor para saber a qué régimen el motor es más eficiente, o lo que es igual al momento en el que el motor entregará el par máximo. La carga y la repartición de los pesos también influirán sobre el consumo si estimamos un consumo “X” en litros de combustible, llevaremos siempre una cantidad extra, por seguridad pero con racionalidad.
El control de los tanques de aguas también ayudará a reducir el consumo. Una embarcación sobrecargada innecesariamente tendrá un consumo más elevado.
Y una velocidad constante y sin cambios bruscos de velocidad será clave para mantener un consumo moderado. Los motores de última generación proporcionan un dato relevante para hacer más eficiente nuestro pilotaje, hace referencia al consumo instantáneo de combustible, doblar la velocidad significa aumentar el consumo en mucho más del doble.

Conjunto motor-inversor

Un motor adecuado para una embarcación es sin duda el mejor argumento de ahorro de combustible, un motor proporcionalmente pequeño para un barco, nos obligará a llevarlo siempre a límites próximos al 100% de su potencia, así como un motor excesivamente grande será también ineficiente. La elección de un motor adecuado, dependerá de algunos factores a tener en cuenta, como el tipo de uso que le vamos a dar, la relación peso-potencia también es importante, cuando se trata de un barco para uso deportivo. Sin duda alguna cuando llega el momento de dotar a nuestra embarcación de un motor influirán factores como el espacio, el precio, el peso, pero una vez salvados estos factores decisivos, el más importante será la potencia del motor.
Cuando se calcula un motor para una embarcación inicialmente se suele hacer en base a un barco estándar con unas condiciones estándar. Pero la realidad es que la obra viva no siempre está en óptimas condiciones de limpieza, variamos los pesos cuando añadimos accesorios como tanques de combustibles adicionales, depósitos de aguas, infinitos metros de cadena de fondeo o baterías extras. Por tanto desde que el barco sale del astillero hasta que finalmente lo adecuamos a nuestro tipo de navegación va sufriendo modificaciones, y normalmente siempre suponen un sustancial incremento de peso, lo que nos debe llevar a pensar en elegir motores más potentes de lo que sería estrictamente lo estándar, cuando tenemos la opción desde el astillero o cuando decidimos remotorizar. Un motor más potente también nos será de gran ayuda a la navegación cuando las inclemencias meteorológicas sean especialmente adversas, una potencia extra frente a un temporal no sólo nos dará la posibilidad de sortearlo mejor sino que nos infundirá una mayor tranquilidad.

Transmision TECHNODRIVE TMC60A

Cuál es el ahorro que nos proporciona un motor ligeramente sobredimensionado?
Es fácil de comprender que un motor que funciona a un alto régimen de giro está consumiendo el máximo y un motor que funciona a menos revoluciones tendrá un consumo más sostenido, esta afirmación podemos corroborarla comparando las curvas de potencia. La mayoría de remotorizaciones que se hacen actualmente suelen incrementar la potencia del motor en origen entre un 25 y un 50% más de la potencia.

Inversor-reductor y hélice

Una mala combinación del inversor y la hélice también serán motivo de un incremento de consumo. Es inevitable hacer el símil con la automoción cuando se trata el tema del inversor-reductor, en un coche disponemos de una caja de cambios que nos permite ir cambiando de velocidad en función a las condiciones que se nos van presentando, una subida, una bajada o más o menos carga. En realidad lo que cambiamos es el ratio (desmultiplicación) en un coche, mientras que en un barco el ratio de inversor-reductor es siempre fijo lo más habitual suele ser un 2:1 pudiendo llegar en aplicaciones de trabajo a un 6:1. En un barco tenemos una constante, siempre navegamos de “subida”, si no tenemos en cuenta las corrientes y los vientos, es por tanto importantísimo hacer un buen cálculo de hélice y para eso es fundamental tener todos los datos necesarios lo más precisos posibles, al calcular la hélice intentaremos buscar siempre el punto en que coincida la velocidad máxima del barco con el par máximo del motor, ese será el momento en que el motor será más eficiente. Un barco muy cargado de pala o muy ligero de pala como se suele decir en el mundo marinero estará desperdiciando combustible. Existen en el mercado hélice de paso variable pero no entramos en más detalles.

hélice de barco de alto paso de 4 palas SRX

Mantenimiento

Por último el mantenimiento es vital si queremos tener un consumo sostenido. Una obra viva sucia, incrementará el rozamiento contra el agua, una hélice sucia o en mal estado impedirá un funcionamiento efectivo obligando al patrón llevar la palanca de gases más allá de lo necesario. El mantenimiento del motor también influye sobre el consumo, gasoil que lleva mucho tiempo en los tanques y han perdido propiedades, un filtro de aire obstruido, unos inyectores que no pulverizan bien, un nivel incorrecto de aceite también ayudarán a consumir en exceso, a parte el riesgo de causar graves daños en el propio propulsor. Igualmente es necesario mantener o desconectar accesorios que pueden llevar nuestro motor si no se utilizan, como alternadores extra, bombas de achique, o cualquier otro accesorio que no sea imprescindible para la navegación.

Como conclusión, podríamos decir que un patrón responsable y comprometido, un motor ligeramente superior en potencia al estándar, una hélice calculada para sacar el máximo rendimiento del motor y un mantenimiento preciso, serán clave para mantener un consumo sostenido, además de sensible con el medio ambiente.

 

Quizás te interese

– Cuándo remotorizar un barco?
– Instalación de un nuevo motor, paso a paso
– Seleccionando el nuevo motor para nuestro barco
– Como seleccionar las revoluciones más adecuadas para nuestro motor

 

This post is also available in: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *